Libros recomendados
  • “Recorriendo Chile” de Norberto Seebach.
  • “Mil días que estremecieron al mundo” de Franck Gaudichaud.
  • “Mi país inventado” de Isabel Allende.
  • “Las venas abiertas de América Latina” de Eduardo Galeano.
  • “Salvador Allende” de Jorge Arrate.
Fotos

A medida

Escríbenos a infoculturayviajes@yahoo.com y nos pondremos a trabajar en la creación de una ruta que se adapte exactamente a tus fechas, gustos, preferencias y presupuesto.

Chile

Se dice de él que es la naturaleza tal y como debería ser. Naturaleza a escala colosal, difícil de ser recorrida con prisas. Flanqueado por la cordillera de los Andes al este y por el océano Pacífico al oeste, el país es una estrecha franja con una media de ciento setenta kilómetros de ancho, mientras que de norte a sur mide van más de tres mil quinientos, que explican su gran variedad de ecosistemas, climas y paisajes. Tierra de extremos, alberga desde el desierto más seco del planeta hasta la más húmeda frialdad de los inmensos glaciares del sur. Dunas, valles, volcanes, bosques y fiordos, completan el puzzle formado por algunos de los parajes más vírgenes de la Tierra. Prestigioso productor mundial de vino, su pueblo adora la buena mesa y el placer de la compañía y de una buena conversación, mientras se siguen descorchando botellas y las miradas se cruzan al chocar las copas. En Chile, la aventura es aquello que sucede durante el camino hacia ella. Pedalear por la grava de la carretera Austral y terminar compartiendo ferris con monovolúmenes y carros de bueyes, o equivocarse en un desvío y encontrar el paraíso en un huerto anónimo, son sólo algunas de las muchas cosas que pueden suceder en un viaje por este país maravilloso, poblado por gentes que nunca corren, ya que “los que se apresuran pierden el tiempo”, según reza un dicho popular de la Patagonia, que bien podría servir como lema del país de “la buena onda”, por la que el forastero siempre es bien recibido e invitado a compartir, una ronda de mate tras otra. El ritual de relacionarse y relajarse está tan integrado en la vida diaria que apenas se nota. Aunque sí se dice una cosa: “quédate y baja la guardia”.

Este sitio utiliza cookies para proporcionarle una mejor experiencia en su uso Leer más

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close